Seguidores

domingo, 16 de septiembre de 2018

Auxilio

Todo es más fácil
cuando escribo en
mis venas: Auxilio!
En las noches
puedo sentir cómo
me gritan con fuerza
aquellas altivas voces.
Puedo ver las siluetas
y rodearme de ellas.
Danza macabra.
Grito agónico.
Temblor moribundo.
Llanto errante.
Esperanza que se desmiembra
a cada segundo,
ante fechas festivas.
A veces uno se aburre
del rostro parco
y de la vida quieta,
sobre todo cuando
es por estar REPRIMIDO.
Yo solamente digo:
Auxilio!
Cuando se está más cercano
a una bala que a un pétalo de flor.

5 comentarios:

  1. En un verso nombras las fechas festivas y me haces pensar en las fiestas patrias, que en lo personal me amargan un poco, pero he aprendido, con el tiempo, a verlas con indiferencia y a veces con tímido agrado.

    Lo que describes es como si le dieras voz al monstruo de la depresión, tan despiadado y profundo.
    Es bueno exorcizarse de ese griterío que muchas veces es absurdo, y en su ridiculez, es grosero e hiriente. Hay que sacarlo todo, canalizarlo y luego volver a respirar.

    ResponderEliminar
  2. Muy tremendo... me ha encantado María José!
    Un abrazo fuerte!

    ResponderEliminar
  3. Ajusta a muchos países. Al mío.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. el romance que tienes con tus letras me asombra beso

    ResponderEliminar